FOLLOWERS

sábado, 17 de noviembre de 2012

Es mejor ser dueño de tu silencio que esclavo de tus palabras pero el que calla otorga y por la boca muere el pez. Y claro, el tiempo todo lo cura pero el que espera, desespera. Y perdonar es de sabios, pero perdona una vez, no perdones dos ni tres, aunque la paciencia sea la madre de la ciencia. ¿Y ojo por ojo? Tampoco porque el mundo quedará ciego, como aquel que no quiere ver. Y ojos que no ven, corazón que no siente lo que piensas y piensa lo que sientes.


Y no te fíes de los consejos. Y no hagas caso a los refranes.


 Demasiados intereses, demasiadas condiciones, demasiado relativo, fácil y vacío.

1 comentario:

  1. ¡Qué bien reencontrarte en el escritorio de Blogger hoy! :)

    ResponderEliminar